Fotografía y enseñanza en Chile

Mahler y el Canto por el dolor de la tierra

Los datos se vuelven a repetir: Chile posee más de 1 millón de usuarios de Fotologs (15% del total mundial) y lidera sudamérica. Si bien estos índices deben ser comparados y analizados en combinación con otras variables, es un hecho que la fotografía tiene en ese contexto una poderosa carga instrumental: compartir y comentar por medio de la imagen. Frente a estos indicadores, quisimos saber qué pasa con la fotografía en nuestras aulas, qué ha cambiado con la tecnologías digitales y cuál es su estado con respecto a los demás medios

A continuación transcribimos parte de una entrevista que realizamos a Francisco Veloso Ferrari. Veloso ha sido profesor de fotografía en los principales centros de estudios de la capital y fue el único fotógrafo chileno en ser invitado a la Bienal de Fotografía y Artes Visuales de Lieja, Bélgica, en el 2004.

¿Qué entrega de específico la fotografía a la enseñanza?

Yo pienso que hay dos temas: el tema de la reproducción mecánica de la obra de arte por medio de la fotografía, que es un tema en el cual no me voy a meter y que analizara Benjamín en sus dos conocidos ensayos. Es decir, la posibilidad de que yo a través de la fotografía tengo una serie de objetos, paisajes, lugares que antes no tenía. Lo otro es el tema de la mirada. El descubrimiento de la mirada a través de la fotografía. Para hablar de esto hoy día tengo que obviar una serie de paradigmas históricos como el positivismo e incluso no hablar de la Bauhaus sino sólo para señalar que ella es importante porque representa un punto de vista del concepto ideológico de la sociedad capitalista y que en esos años entra en crisis. Por otro lado, está también el hecho de la manifestación de las relaciones entre Oriente y Occidente por medio de la fenomenología (Sartre, “La Imaginación”) Si uno lee los textos de Buda sobre la percepción y los compara con los de La Imaginación de Sartre no hay ninguna diferencia. Occidente se tuvo que dar una vuelta de 4500 mil años para llegar a plantear exactamente lo que alguien había dicho hace 4.500 años. Este problema tiene que ver efectivamente con la mirada, con el acertijo de la percepción; la mirada no es unívoca, tiene que ver con mecanismos mucho más complejos, mecanismos de estructuración de las percepciones y de la conciencia. Yo pienso que a través de la fotografía los jóvenes se pueden dar cuenta de esto en la actualidad; si yo los mando a hacer una fotografía de un mismo objeto con la misma cámara digital el resultado siempre va a ser en cada caso diferente. Esto no es algo que aporte únicamente la fotografía, pero actualmente, como es una herramienta rápida y barata se pueden dar cuenta más inmediatamente de este tema. Yo trato como profesor de romper en mis alumnos el concepto de verdad haciendo fotografía. Esa es la síntesis pedagógica en la que vinculo fotografía y mirada.

¿Cómo ves este proceso en tus propios alumnos?; ¿es posible evaluarlo?

Creo que estamos en un punto de inflexión muy fuerte. Lo que pasa es que el proceso análogo en fotografía era absolutamente lineal y que de alguna manera obedecía a las viejas ideas del oficio: pulcritud, permanencia y tono. Yo se que no podía meter el papel en el fijador antes que en el revelador; si estoy revelando y estoy aquí y ahora, entonces no podía hacer otra cosa. Luego, la emoción estaba comprometida en el proceso mediante el control del tono, porque donde están las manos está la emoción puesta. Además la enseñanza estaba muy centrada en la cuestión técnica, en el oficio; los discursos venían después. Ahora, definitivamente vamos a entrar en otra etapa. Como la Kodak ya no va a fabricar papeles en blanco y negro, ya estamos teniendo reuniones de cómo vamos a generar una situación híbrida. La pregunta es qué va a pasar. Yo puedo visualizar algunas cosas. Primero, que la enseñanza de la técnica se va acelerar, lo digital se puede enseñar más rápido, porque toda la gente tiene un cuarto oscuro en la casa, un cuarto luminoso. La enseñanza del oficio se va tornar en una cuestión más líquida. Durante un tiempo se va a perder el oficio. Fundamentalmente porque los computadores son máquinas dispersas: yo estoy editando fotos, escuchando música, chateando, etc. puedo estar haciendo muchas cosas a la vez. Es posible que entremos en una crisis. En que podemos ocupar el tempo en enseñanza. Deberíamos ocuparle haciendo reflexión, que las personas aprendan desde el inicio a construir imágenes porque ahora mas que nunca con las posibilidades de lo digital debemos exigirnos y plantearnos el espesor, la profundidad de nuestras construcciones. Lo que debiera suceder es que nos vamos a exigir más allá de la construcción de una imagen, porque hay más instancias de relación, imagen y texto, música, etc. No estoy diciendo nada nuevo, los norteamericanos lo dijeron en la década de los setenta con el término managment de la imagen, más que fotógrafos, más que videístas, alguien que pueda manejar toda la problemática de la imagen y darle sentido. Dado que las cosas se pueden enseñar más rápidamente, debo emplear el tiempo en profundizar, en darle sentido a las cosas.

A tu parecer, ¿cual es la relación en la actualidad entre fotografía y los demás medios? ¿Cuál es el estado?

La fotografía ha perdido un montón de lugares que eran antes un privilegio de ella. La noticia es más televisión que fotografía. Eso liberó a la fotografía de algo que era ser responsable de la representación de un acontecimiento. La fotografía en este contexto, no ha hecho mucho. Las artes plásticas se han apropiado de la fotografía como soporte. La cantidad de muestras fotográficas a nivel internacional demuestran muchas veces que sus autores viniendo de la plástica no tiene ningún grado de maestría en la técnica por ejemplo, el 70 % de ellos no son fotógrafos.

¿Por qué los fotógrafos en Chile, no han hecho mucho por asignarle un nuevo uso a la fotografía si esta efectivamente iba perdiendo espacios en sus contextos tradicionales?

Aquí estamos en el siglo XIX todavía; hubo un paréntesis de 17 años en nuestra relación con la cultura. Sin embargo Chile fue noticia por medio de una actividad significativa en el campo de la noticia y el documental, lo que a ala postre generó una demanda o interés por las escuelas de fotografía. Por otro lado, estábamos desconectados lo que nos dejó conectados con un discurso que venía de los setenta.

Haz click aquí para ver portafolio del fotógrafo.