laminas educativas002laminas educativas001laminas educativas004laminas educativas005laminas educativas008laminas educativas009laminas educativas010laminas educativas011laminas educativas013laminas educativas014laminas educativas015laminas educativas018

El encanto de las láminas ideológicas escolares

Estimados compatriotas, ahora que se acerca el 18 de septiembre y estamos muy cerca de cumplir el Bicentenario de nuestra patria,  cumpliremos con nuestro deber si nos damos un pequeño tiempo para considerar qué especie de imágenes consumiremos y legaremos a nuestros herederos.

Fotogamia  inicia con esta serie visual una recopilación de ilustraciones que corresponden a material educativo coleccionable y disponible en Perú, Bolivia y Chile. Tal corpus de imagenes se concentran sobre la historia republicana y la Guerra del Pacífico de estos paises.

En estricto sentido común podemos decir que las láminas escolares han sido elaboradas con el fin de reforzar los procesos educativos en aula sobre una base metodólogica clave: educar rápida y entretenidamente por medio de las imágenes. Esto ha llevado a que tradicionalmente sus operaciones visuales respondieran al imperativo de la seducción visual frente a grupos etarios específicos. Una lámina  educativa debe verse a los ojos de un niño como un objeto de deseo.  Sólo del punto de vista de la pregnancia del color éstas se nos presentan como muy eficientes : saturación, contraste y brillo acentuado son algunos de los rasgos estandares de estos productos.(Rasgos que se perpetuan en otros productos cercanos como los albumes y cartas coleccionables)

Pero lo que sobresale en aquellas láminas dedicadas particularmente a la educación histórica de los paises, es su peculiar salto de trige hacia el pasado,  salto que no puede darse si no mediante un relevo entre textos.

Las láminas históricas de la escolaridad son el resultado de complejos procesos discursivos no distintos a los ya observados y analizados en otros ámbitos de la comunicación y la cultura. Es más, la  transferencia de modelos, la resignificación de códigos y las operaciones de cita y pastiche (muy cotizadas en la estética contemporánea)  ejercidas sobre  multiples fuentes y documentos, entre los cuales pueden señalarse las representaciones artísticas y monumentales de la historia, deben llevarnos a considerarlas magníficas fuentes de estudio ideológico. Y aquí es muy clarificadora la relación que se puede generar con el padre del pintura educativa: Jacques Luis David, el pintor de la Revolución Francesa.

15258_Napoleon_at_the_St__Bernard_Pass_f

horacios

Debemos a David, y en general al Neoclasicismo francés, la autocomprensión de que el arte puede educar si asume un rol moral explícito, y si esta voluntad política aparece como una “virtud” transmitida de generación en generación por medio de la enfatizacion de las expresiones y los gestos. Más aún, para tal efecto se genera un arte programático y edificante del cual quedan poscritos los recursos de la afectación y el engaño del arte galante; éste deberá ser austero, severo, apolinio; lo masculino que impone a la emotividad delicada, la fuerza, al dolor, el deber ser. Este programa de las gestualidades y kinesias virtuosas fue tan bien resuelto por David que hasta el día de hoy cuando queremos sintetizar la historia en un solo acto, en un solo gesto, todos los monumentos y representaciones históricas nacionales perpetuan la metodología del acto virtuoso.

Nuestros heroes, representados en esculturas, pinturas o ilustraciones, asumen tradicionalmente una actitud solemne; inermes al temor y a la incertidumbre, aún cuando la muerte ronda frente a sus narices, señalan con su mano el futuro de una forma desafiante y decidida. Sus rostros son impasibles, inescrutables, impertérritos. La historia de nuestra patria es la enseñanza de los más fuertes. Y nuestras laminas son los pequeños monumentos de ese legado.

Sin ilusión monumental, a los ojos de los vivos la historia no sería sino una abstracción.” *

“Los monumentos no serían otra cosa que la demostración de que sólo los más fuertes sobreviven, en este caso los acervos culturales que sobreviven a la destrucción y olvido.”**

*Auge, Marc, “Los No Lugares”, citado en “Patrimonio Local: ensayos sobre arte, arquitectura y lugar” de Jose de Nordenflycht, Editorial Puntangeles, Valparaiso 2004, p.86

** de Nordenflycht, José. “Patrimonio Local: ensayos sobre arte, arquitectura y lugar” . Editorial Puntangeles, Valparaiso 2004, p.87

4 comentarios

  1. Posted septiembre 9, 2009 at 1:32 pm | Permalink

    Como no recordar las láminas mundicrom, cuando no habia internet,
    uno de los pocos registros “entretenidos” para estudiar.

    Sin embargo, ahora mirandolo desde otro punto de vista, es algo
    irrisorio, como alimentamos nuestra bronca limitrofe. ya que dependiendo
    del lado de donde vengan las láminas, muestra al contendor con más heridos?

    Excelente recopilación de láminas, arriba con los puntos de vista!

    saludos.-

  2. Posted septiembre 9, 2009 at 6:51 pm | Permalink

    Muy interesante el rescate que le hacen a elementos visuales tan tradicionales,
    también me llamó la atención las laminas por el bicentenario de bolivia, aún más si rescatan a una mujer guerrillera; notable.
    No puedo olvidar que son éstas las que comenzé a recortar para preparar mis primeras “disertaciones”.. jaja
    Don Maurice, le envié un mail a “teexpo..”
    un abrazo,
    Joaquín

  3. Loreto Solís
    Posted septiembre 10, 2009 at 5:04 am | Permalink

    muchisimas gracias por sus comentarios, para fotogamia es muy importante saber como recepcionan los contenidos ustedes: nuestros visitantes.

  4. Posted septiembre 24, 2009 at 6:59 am | Permalink

    ¡¡Que grata sorpresa encontrarme con láminas tan rancias, me traen lindos recuerdos de mi época de estudiante!!
    ” UNA IMAGEN DICE MÁS QUE MIL PALABRAS”
    Muy buena recopilación, ¡¡felicitaciones!!